,

Interest Payments Stifling Costa Rica’s Public Finances

In Costa Rica, interest payments rose from 1.5% to 1.7% of GDP, and this increase accounts for 32% of the increase in total spending up to August, which went from 11.8% to 12.1% of GDP.

From a statement issued by the Ministry of Finance:

At the end of the second quarter of the year, the central government’s income and expenditure figures showed a significant slowdown in the payment of wages, which changed from 3.4% in August last year to 2.6% in same period this year. When comparing this item as a percentage of GDP, a decrease of 4.5% to 4.3% can be seen.

On the other hand, capital expenditures, destined for construction of public works, showed growth of 30.8% compared to a decrease of 28.5% experienced in August last year. In terms of GDP, this item went from 0.7% to 0.8%; from August 2016 to August 2017.

The Ministry of Finance statement (in Spanish):

Al cierre del segundo cuatrimestre del año, las cifras de ingresos y gasto del gobierno central muestran una desaceleración importante en el pago de remuneraciones, cuya tasa de variación pasa de un 3,4% en agosto del año pasado a un 2,6% en igual período de este año. Al comparar este rubro como porcentaje del PIB, se evidencia una disminución de 4,5% a 4,3%.

Por su parte, los gastos de capital, destinados a la construcción de obra pública, presentan un crecimiento del 30,8% en comparación con un decrecimiento del 28,5% experimentado en agosto del año pasado. En términos del PIB, este rubro pasó de 0,7% a 0,8%; de agosto 2016 a agosto del 2017.

Este comportamiento positivo en algunos rubros de gasto, se ven afectados por el pago de intereses, que aumentan del 1,5% al 1,7% del PIB, y cuyo incremento explica el 32% del aumento en el gasto total a agosto, que pasa de 11,8% a 12,1% del PIB. Al cierre de este mes, el gasto en intereses crece un 21,9%, porcentaje muy superior al 6,8% mostrado en igual mes del año anterior. Después de los intereses, el segundo rubro que más aporta al crecimiento del gasto es el de las transferencias, que explican el 31 % del crecimiento, y en tercer lugar el gasto de capital con un 21%.

Entre los ingresos, destaca el impuesto sobre la renta que sigue mostrando un crecimiento en dos dígitos (12,4%). Sin embargo, este comportamiento no impide las disminución de los ingresos tributarios al cierre del segundo cuatrimestre del año, los cuales pasan de aumentar un 8,6% en el 2016 a 5,7% este año, porcentaje que se ve afectado por la reducción en la importación de vehículos experimentada durante los últimos meses y que se ve reflejada, sobre todo, en la recaudación del impuesto general sobre las ventas y del selectivo de consumo.

Como resultado de este dinamismo en las cifras de ingresos y gastos, al cierre del mes de agosto el déficit primario alcanza el 1,5% del PIB, levemente superior al período anterior (1,4%), mientras el déficit fiscal pasa de 2,9% del PIB en el 2016 a 3,2% del PIB a agosto 2017, cifra que se ve afectada por el aumento en el pago de intereses.

“Los intereses siguen ganando participación en el déficit por crecimiento en el saldo de la deuda y en las tasas de interés. Dos terceras partes del aumento en el déficit obedecen a este rubro. Eso significa que entre más tiempo demoremos en lograr los consensos necesarios para aprobar las nuevas leyes fiscales que el país necesita, más participación ganarán los intereses en el aumento del déficit. Las cifras que mostramos hoy evidencian esa urgencia, demorar más las acciones para enfrentar el problema nos pasará una factura muy alta a la presentes y futuras generaciones”, aseguró Fernando Rodriguez, ministro de Hacienda a.i.